jueves, 9 de septiembre de 2010

INTRODUCCION

Piqtorika es un blog sobre arte mural y pintura. Hemos decidido partir de este tema para jalar el hilo que conduce a expresiones gráficas con carga social en la actualidad como el graffiti. Dentro de la historia del Perú, las formas de catarsis social han sido variadas dependiendo de la época, y el arte ha estado siempre relacionado a la cultura peruana, tan variada en su composición. Queremos intentar desentramar el cómo estos fenómenos culturales se fueron desarrollando a través de las distintas épocas donde ocurrieron. Qué tipo de expresiones artística muraria y pública existió en los tiempos prehispánicos, incaicos, en tiempos coloniales, en lugares como el Cuzco virreinal y en épocas contemporáneas.

Tomando como punto de inicio en el tema de arte mural y pintura el fenómeno del Graffiti en Lima, los dejamos con una noticia tomada del blog de Jose Antonio Galloso. 


Graffiti en Lima: Creatividad y Puro Criollismo 

Por: Jose Antonio Galloso

A fines de los ochenta y principios de los noventa aparecieron en Lima dos graffiteros interesantes por su propuesta ecológica a la vez que poética. ¿Quién que no haya vivido o visitado Lima no recuerda a KUNTI o a OZONO que supieron dar una gran lección de lo que significa el graffiti como manifestación intelectual.

Con ellos se produjo un fenómeno especial. La gente no reaccionaba de forma negativa ante sus pintas si no que, por el contrario, se identificaban con ellas y, en lo personal, hasta llegué a esperar con ansias cruzarme con ellas para leerlas una y otra vez. Frases como “ABRE TUS OJOS A LO NATURAL” o “VIVE LO NATURAL” de KUNTI, y “LA TIERRA ESTA CALIENTE” o “SI ENCUENTRAN MI CAPA ¡CUIDENLA! de OZONO, permanecen grabadas en nuestra memoria aún pasados los años y ya cubiertas las paredes con nuevas capas de pintura. A estos dos graffiteros se pueden sumar otros anónimos que por la naturaleza poética e intimista de sus mensajes han prevalecido: “AHORA PIENSO / AHORA SIENTO / AHORA NO QUIERO / UNA NOCHE DE TORMENTA (AK)” o “NO SIEMPRE HABRA POETAS PERO SIEMPRE HABRA POESIA” o “MI INCONSTANCIA ES PRODUCTO DE TU TEMOR (BJ)”

Por otra parte, el graffiti ha sabido servir como un medio efectivo para invitar a la catarsis, a un pueblo como el peruano, que vive en una eterna situación difícil y, además, ha sabido encontrar en la ironía, en el chiste rápido y en el doble sentido, una forma muy efectiva de sobrellevar, mediante la risa, los problemas de la vida diaria. Es así que, el criollismo característico del peruano, se manifiesta a través del graffiti en distintas áreas como política, religión, trabajo, pareja, sexo, homosexualidad, drogas, pobreza, etc.

“SIN DERECHOS HUMANOS SOMOS DESHECHOS HUMANOS”

“COLABORA CON LA POLICIA, GOLPEATE TU MISMO”

“EL PROBLEMA NO ES QUE NOS MIENTAN, EL PROBLEMA ES QUE LES CREAMOS”

De esta manera los limeños vivimos rodeados por los graffitis. Las frases anónimas esperan por nosotros en los lugares menos esperados. Uno entra a un baño de mal humor y de pronto se encuentra con una frase ingeniosa que nos arranca una sonrisa y nos alegra el día.
El graffiti es, desde mi punto de vista, un mal necesario, un referente indispensable al momento de entender los procesos sociales, un medio fundamental de las masas hartas de una realidad hostil, una forma de rebelarse contra todo, contra todos, incluso contra uno mismo y, permanecer, a pesar de que muchas veces, el graffiti, sea sólo porquería.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada